En este artículo quiero dejaros algunos consejos que he recopilado de internet, fueron dados por gente del nivel de Neil Patel (cofundador de KISSmetrics), Ivan Kirigin (quien hizo crecer Dropbox 12x), Elliot Shmukler (quien estuvo trabajando en el crecimiento de LinkedIn de 20 millones a 200 millones de usuarios) y Josh Elman (encargado del crecimiento de Twitter en su periodo de máxima expansión).

Growth Hacking

Growth Hacking

Consejos de Growth Hackers expertos

La retención es más importante que la adquisición

Es un error de principiante enfocarse en conseguir muchos nuevos usuarios, sobre todo en startups que recién empiezan. Sin embargo, lo realmente importante en las primeras fases, es que obtengas información acerca de los errores en tu embudo de ventas. Eso solo lo conseguirás si retienes a tus usuarios adquiridos.

Si no retienes a un pequeño grupo de gente que te informe (directa o indirectamente) de los errores con los que cuenta tu sitio y sistema, no puedes empezar a escalar. Si tienes un cubo con agujeros, no necesitas más agua, necesitas arreglar los agujeros.

El descreído crece más

Muchos emprendedores o marketeros deciden arbitrariamente que hay unos métodos de crecimiento que funcionan mejor que otros (por ejemplo, prefieren el crecimiento viral que el PPC). Lo cierto es que si basas tu crecimiento en sentimientos en lugar de la razón, tendrás menos oportunidades de escalar.

Pruébalo todo, quizá los resultados contradigan tus suposiciones.

El mejor sistema para los clientes es el que los clientes quieren

Gran parte de la metodología de las lean startups se basa en desarrollar el mejor sistema para los clientes. No tienes por qué realizar extraños análisis para entender qué es lo que quieren tus clientes: basta con preguntar.

Estar informado de los datos es preferible a estar guiado por los datos

La analítica es muy importante, pero no debe convertirse en un maestro que nos diga qué hacer, sino una guía que nos ayude a guiar nuestras decisiones. La diferencia es sutil pero importante.

Llevándolo al extremo, guiarnos mecánicamente por los datos, conducirá a que los resultados de varias empresas ante datos similares, sean siempre los mismos. Es la creatividad humana a la hora de interpretar los datos lo que hará que tu proyecto triunfe.

El crecimiento profundo no puede ser hackeado

Puedes hackear la adquisición de usuarios, su retención y su conversión. Sin embargo, al llegar a un punto X, el crecimiento de tu proyecto solo se dará si los usuarios encuentran que tu producto es realmente interesante.

Si no cuentas con un Facebook, no puedes llegar a tanta gente como Facebook, por muchos hacks que apliques.

Mantén sencillo tu producto

La complejidad de un producto puede firmar su propia sentencia de muerte. Los usuarios hacen una criba antes de elegir un producto, y en ella eliminan aquellos que cuentan con muchas funciones complicadas de entender y utilizar.

Tu producto debe ser fácil de entender y utilizar. Eso no significa que no sea complejo (en el sentido de contar con muchas funcionalidades), sino que todo tenga sentido en su contexto, y el usuario lo comprenda con facilidad.

Hay una métrica clave

A día de hoy, podemos trackear y analizar absolutamente todo. Sin embargo, en cualquier proyecto, hay una métrica que manda sobre todas las demás. El problema es que esa métrica será diferente dependiendo del proyecto, y será diferente en el mismo proyecto dependiendo de la etapa en la que te encuentres.

Las métricas no te dicen lo que debes hacer

Las métricas son solo números. No esperes que Google Analytics te diga qué acción debes tomar, no busques esa opción, no existe. Por cada hora que pases analizando los datos en tu herramienta de analítica web, debes pasar dos pensando, identificando elementos clave y tomando decisiones.

El growth hacking no es una ciencia secreta

El growth hacking puede parecer una ciencia secreta que solo unos pocos elegidos de Silicon Valley pueden aplicar. Lo cierto es que no. El growth hacking no es más que buenos profesionales, guiados por buenos datos, tomando buenas decisiones y aceptando buenos consejos.

El growth hacking tiene una parte de sentido común, otra de creatividad, una parte de habilidad para encontrar el camino fácil o el atajo, y, a veces, una parte de suerte.

El lenguaje lo es todo

Centrarse en el diseño, en el producto, en el código,… está muy bien, pero no lo es todo. Los humanos somos seres que se comunican, y debes hacer tu esfuerzo por que la forma de comunicar sea la adecuada.

Encuentra las palabras que más enganchan, las que más venden, las que mejores resultados dan.

El lenguaje es el growth hack más antiguo del mundo, y quizá el que mejor funciona.

La correlación es buena, pero la causalidad es mejor

Cuando analizas los datos y ves que X e Y suben, estás viendo una correlación. Sin embargo, ¿por qué suben ambos? ¿Es porque X causa Y o al contrario? ¿Quizá es Z el que causa la subida de ambos? Cuando tienes correlaciones, puedes llevar a cabo experimentos para determinar cuál es la causalidad. Eso te permitirá tomar decisiones más acertadas.

Todo gira en torno al producto

Esto puede ser doloroso, pero debes tenerlo claro: Por muy buen growth hacking que apliques, y por muy buen crecimiento que obtengas, no servirá para absolutamente nada si tu producto no es bueno.

En ese caso, lo mejor que puedes hacer es coger el dinero que has obtenido durante el camino, y emprender un nuevo proyecto.

El growth hacking aquí, se comporta como el marketing: puedes vender un mal producto una vez, pero no dos.

Conoce growth hackers de tu zona

Uno de los problemas del growth hacking, sobre todo al empezar, es que te vas a orientar únicamente a la startup donde estás trabajando, lo que no te permitirá conocer nada más allá de tu propia startup.

Conociendo otros growth hackers de tu zona, podrás aprender de sus trabajos. Nunca sabes cuándo puede resultarte de utilidad.

Espero que estos consejos de expertos en el sector del growth hacking te sirvan para orientar mejor tu carrera y tus estrategias a la hora de hacer crecer tus proyectos. Y tú, ¿crees que falta algún consejo de peso o que alguno de los aquí mostrados está equivocado?

Actualmente no hay comentarios.

*