El marketing de contenidos, ese gran aliado en el mundo del marketing online del que todo el mundo quiere saber y todo el mundo quiere utilizar porque es la panacea a los males de cualquier negocio en internet…
Bueno, no es tan fácil y existe cierta burbuja en torno al Content Marketing, pero lo cierto es que sí funciona, para qué lo vamos a negar. Y aquí vamos a darte unos consejos sencillos con los que podrás mejorar tus estrategias de marketing de contenidos, así que no pierdas detalle.

Marketing de Contenidos

Marketing de Contenidos

1. Determina objetivos

El primer punto que debes plantearte es qué quieres conseguir con tu estrategia de Marketing de Contenidos. Mucha gente se lanza a la aventura de generar contenidos sin tener claro qué es lo que pretenden conseguir con ello.
Tú debes determinar lo que estás esperando conseguir. ¿Son clics en la publicidad? ¿Son ventas? ¿Son suscripciones a tu boletín de email?
Debes tener claro lo que quieres, porque es lo que, posteriormente, guiará tus pasos.

2. ¿En qué vas a centrarte?

Tras determinar tus objetivos, debes determinar el core de tu estrategia de marketing de contenidos. ¿Qué tipo de contenidos vas a generar?
Aquí puedes elegir entre varias opciones, tienes aquellos que son más motivacionales, los que son útiles, los que son inspiradores, etc. Y, antes de que lo pienses, no, no está relacionado con la temática de tu negocio.
Si tienes un negocio que se basa en ofrecer información en materia financiera, también puedes desarrollar una estrategia de marketing de contenidos motivacional, no tiene por qué ser necesariamente basada en la utilidad.
Seleccionar una forma de orientar tu marketing de contenidos te permitirá tener una base sobre la que pivotar. Ten presente, no obstante, que esto no significa dedicarse única y exclusivamente a ese tipo de contenidos. Perfectamente puedes generar de otro tipo. Pero tener una base clara te permitirá orientar mejor en cada momento tus campañas.

3. Mídelo todo

De nada sirve experimentar si no se pueden conocer los resultados, y, en internet, para conocer los resultados hay que medir. Instala una buena herramienta de analítica web para saber qué es lo que ocurre, y, además, utiliza las herramientas que te dan en las redes sociales, que también son muy útiles.
Una correcta medición debe permitirte saber de un vistazo rápido si tus KPIs crecen gracias a tus estrategias de contenidos, o si, por el contrario, no mejoran en absoluto. Además, deben ser lo suficientemente completas como para darte ideas acerca de cómo mejorar las campañas que llevas a cabo.

4. Define tu audiencia

¿A quién te estás dirigiendo? Definir a tu audiencia te permitirá orientar los contenidos de la mejor forma posible. Esto no quiere decir que tu audiencia vaya a ser siempre como la has definido, pero sí te servirá para enfocarte a aquellas personas que crees que mejor pueden responder a tus contenidos.
Trata de imaginar a la persona ideal a la que te diriges, e intenta definirla en profundidad. ¿Cuál es su sexo? ¿Su edad? ¿Sus intereses? ¿Dónde vive? ¿Cómo consume tu contenido? ¿A través de qué dispositivos?
Todas esas preguntas y muchas más son fundamentales a la hora de definir a la persona ideal que leerá tus contenidos. Mientras más completa sea esa definición, mejor orientarás tus contenidos.

5. Determina qué necesita tu audiencia

Una vez tengas claro qué tipo de persona es a la que quieres dirigirte, llega el momento de determinar qué es lo que necesita, de forma que puedas dárselo en formas de contenidos.
Si tienes una web de finanzas como antes mencionamos, no tiene nada que ver querer enfocarse a jubilados, que a jóvenes que acaban de terminar la universidad. Las necesidades de uno no tienen nada que ver con las necesidades del otro, por lo que deberás orientarte correctamente en cada caso y darle lo que necesita.

6. Crea un plan de contenidos

Aclarados los puntos anteriores, tienes la suficiente información en tus manos como para diseñar el plan de contenidos. Aquí debes centrarte en crear un calendario editorial, determinar qué títulos vas a tratar en un plazo de, por ejemplo, tres meses, de dónde vas a sacar las imágenes y los vídeos, quién va a escribir los artículos, etc.
Es el diseño en sí mismo del plan, pero centrándose en lo aprendido en los anteriores puntos, de forma que tengas la certeza de que lo que estás diseñando va a funcionar (aunque esa certeza nunca existe al cien por cien, los anteriores puntos te permiten acercarte un poco).

7. Crea un plan de amplificación

Este punto yo lo considero fundamental, y poca gente lo tiene en cuenta. No es suficiente con generar un plan de contenidos basado en la información anteriormente recolectada, sino que debes tener un plan de amplificación que te permita viralizar tus contenidos tanto como sea posible.
En este sentido, debes diseñar un plan acerca de cómo vas a distribuir tus contenidos en las redes sociales, cómo vas a conseguir enlaces al nuevo artículo, cómo vas a realizar guest posting, en qué agregadores de contenidos vas a publicar, etc.
La distribución de los contenidos (o amplificación) es un aspecto fundamental para el éxito de una campaña de marketing de contenidos, ya que no sirve de nada tener un contenido excelente que solo leen tu madre y tu novia.

8. Fluye

Be water, my friend.
Debes ser capaz de cambiar tu estrategia cuando veas que se hace necesario. Si ves que tu target no está respondiendo adecuadamente a tus contenidos, es probable que debas plantearte un cambio.
Ni tu plan de contenidos ni tu audiencia ideal están escritos en piedra, así que no tengas ningún miedo a cambiarlos para comprobar si puedes obtener mejores resultados. Internet es dinámico, y así debes ser tú también.

Con estos siete consejos, podrás mejorar sensiblemente la efectividad de tu marketing de contenidos. Son trucos sencillos que conviene conocer antes de lanzarse a la aventura de la generación de contenidos, así que tenlos presentes.

Actualmente no hay comentarios.

*