Para muchos bloggers que he conocido, la analítica web se reduce a instalar Google Analytics en sus sitios web, y entrar a diario para ver las visitas que habían recibido el día anterior. Nada más. Para algunos otros (menos), la analítica web era un territorio al que no sabían muy bien cómo acercarse, siendo esta una situación que se daba en aquellas personas con menor conocimiento del mundo digital y del marketing online.
En cualquier caso, ambos enfoques están mal planteados. El primero, porque, obviamente, la analítica web es mucho más que un reporte de visitas, y el segundo, porque la analítica web es un aliado natural del marketing digital, no un enemigo ni algo que temer.
En este artículo vamos a tratar 8 mitos comunes (pero falsos) sobre la analítica web, de forma que pueda resultar de ayuda a esos dos tipos de personas.

analitica-web

Mito 1: Necesitas conocimientos matemáticos para hacer analítica web

Aunque esta afirmación pudiera tener una pequeña parte de verdad en el pasado, hay que decir que, hoy en día, ya no la tiene. Al menos, no para el tipo de analítica web que necesita una empresa de tamaño medio.
Por un lado, tienes una gran cantidad de herramientas que procesan los datos para darte una información visual muy cómoda y sencilla de entender sin que tengas que recurrir a las matemáticas ni a ningún tipo de cálculo.
Por otro lado, si por alguna razón quisieras hacer algo que se sale tanto de lo común que sí requiere de dichos cálculos, encontrarás en internet una ingente cantidad de recursos que te ayudarán a hacerlo de forma sencilla. Pero, insisto, en el 99% de los casos no te verás en esta situación.

Mito 2: Las analíticas te quitan una gran cantidad de tiempo

Esta afirmación, al igual que la anterior, puede tener una parte de verdad, pero para el 99% de los mortales, es falsa.
Si eres Facebook, no solo te quitará una gran cantidad de tiempo, sino que necesitarás un equipo de varias personas trabajando las 24 horas del día analizando datos. Pero tú no eres Facebook.
Para una empresa normal y corriente, los primeros días pueden tener un poco de trabajo extra, ya que tienes que definir las diferentes KPIs y métricas que observar, debes crear tus paneles y demás configuraciones para que los datos se te muestren tal y como quieres.
Sin embargo, una vez hayas hecho esto (que se puede hacer en un día), el tiempo de entrar, observar y ver cómo están funcionando tus estrategias, es mínimo. Puedes hacerlo mientras te tomas el café por la mañana para despertarte.
El 80% del tiempo, te encontrarás en esta situación, revisando datos fáciles de obtener con el simple objetivo de comprobar si tu última estrategia está funcionando o no.

Mito 3: La analítica web no te va a decir nada que no sepas

Esta afirmación, a diferencia de las anteriores, es totalmente falsa. No hay parte que sea verdad. Tú no tienes forma de saber cuántas visitas recibes, qué porcentaje de rebote tienen, cuántas páginas visitan tus usuarios de media, cuántos reproducen el vídeo que tienes en tu portada, etc. No lo puedes saber si no utilizas la analítica web.
Además, cuando estás llevando a cabo una nueva estrategia de marketing, la necesidad de la analítica web se multiplica por dos. No solo es que no conozcas datos como los anteriormente mencionados, sino que no tienes forma de saber cómo está funcionando esa campaña.
Sin embargo, con la analítica web, puedes tener datos importantes que te pueden ayudar a cambiar la forma de enfocar la campaña en tiempo real, mejorando los resultados de la misma.

Mito 4: Tu compañía no es lo suficientemente grande como para necesitar analítica web

Podríamos plantear la afirmación de otro modo: Si no aplicas analítica web desde el primer día, tu compañía nunca llegará a ser lo suficientemente grande.
La analítica web está al alcance de todo el mundo, desde un pequeño blog sobre videojuegos, hasta una gran empresa como Google. ¿Por qué ibas a dejar que solo los grandes hagan uso de una herramienta tan potente?
Desde el primer día en que abras el sitio web de tu compañía al público, necesitas tener una herramienta de analítica web arrojándote datos sobre su comportamiento. Es la única forma de crecer en la dirección correcta.
Tener un sitio web para una empresa no es como tener un negocio físico. En un negocio físico el dinero pasa por tus manos, ves a la gente que entra, los productos que miran, etc. En definitiva, te puedes hacer una pequeña idea de cómo se comportan tus clientes.
En tu sitio web no ves a nadie. La única forma de saber cómo se comportan tus clientes en tu sitio web, es a través de la analítica web.
¿Te atreverías a estar detrás del mostrador de un negocio físico con una venda en los ojos? Pues no utilizar analítica web en internet, es lo mismo.

Mito 5: Debes observar el 100% de tus métricas

Si haces esto, dedicarás el 100% de tu tiempo a la analítica web, cayendo en el mito 2. No todos los datos que obtienes son igual de relevantes, y, de hecho, algunos de ellos son completamente irrelevantes.
Es por ello que antes de empezar a recabar y estudiar los datos que obtienes, debes saber cuáles son los datos que necesitas obtener. Es lo que llamamos KPIs (Key Performance Indicators), o lo que es lo mismo, métricas que definen rápidamente la evolución de tu negocio.
¿Tienes una tienda online? Entonces tus KPIs deben ser tus visitas, tu número de ventas, el valor medio del pedido, el número de clientes que vuelven a comprar, etc.
Por supuesto, tendrás otras métricas, tales como el porcentaje de rebote o el tiempo en página, pero estas son secundarias. Y, por último, tendrás otras métricas totalmente irrelevantes. Debes establecer prioridades. Si no lo haces y te dedicas a observar todas tus métricas como si su valor fuera el mismo, perderás productividad.

Mito 6: Solo debes fijarte en visitas y leads

Como dije al principio de este artículo, muchos bloggers utilizan la analítica web única y exclusivamente para medir el número de visitas que recibieron el día anterior. No hay mayor equivocación que esta.
La analítica web te sirve para encontrar elementos a partir de los cuales trabajar para aumentar tus métricas. Y aumentar las métricas no es un objetivo vacío. Aumentar las métricas tiene como objetivo aumentar los ingresos.
¿Qué es más importante? ¿El número de visitas o el abandono de una página concreta de tu sitio web? Podría parecer que las visitas, pero si la página que se abandona es la última del carrito de la compra, y el porcentaje de abandono es del 98%, entonces lo importante no son las visitas, ¿verdad?
Encontrar el equilibrio entre no observar el 100% de los datos y no fijarse solo en vanity metrics como las visitas o los leads puede parecer complicado, pero lo cierto es que las KPIs ayudan a hacerlo. Al fin y al cabo, si tu última página en el carrito de la compra tiene un 98% de abandonos, tus ventas caerán en picado, y eso se ve reflejado en el panel de control de KPIs.

Mito 7: Los diferentes software de analítica web arrojan datos parecidos

En absoluto. No lo hacen, y no lo hacen por dos razones distintas:
En primer lugar, cada herramienta tiene su propia forma de medir y mostrar datos. Por ejemplo, si yo visito tu sitio web, cierro la ventana, y a los cinco minutos vuelvo a entrar a tu sitio web, en tu reporte de Google Analytics, aparecerá que has recibido una única visita. Esto sucede porque Google Analytics contabiliza esas dos visitas como si fuera una sola, siempre que el tiempo entre una y otra no supere los 30 minutos.
Sin embargo, si en lugar de Google Analytics utilizas una herramienta que no contabilice las visitas de ese modo, como podría ser la herramienta de analítica web de Hubspot, mis dos visitas aparecerán como, efectivamente, dos visitas.
¿Conclusión? En una herramienta tienes más visitas que en otra.
En segundo lugar, no todas las herramientas de analítica web miden lo mismo. Por ejemplo, Google Analytics no mide lo mismo que Kissmetrics. Son dos concepciones distintas de la analítica web, y cada una te resultará de utilidad para una cosa diferente. No son comparables y, por lo tanto, no tiene sentido esperar que ambas herramientas te arrojen datos semejantes.

Mito 8: Tener datos importa más que tomar decisiones sobre dichos datos

Esto más que un mito es una forma de actuar frente a la analítica web. Si preguntas a la gente, por lo general responderán que es importante tomar decisiones sobre los datos obtenidos. Sin embargo, la realidad es que muchas empresas se quedan sentadas viendo como sus datos cambian sin tomar decisiones sobre ellos.
Ten en cuenta que, en la analítica web, un 20% del tiempo deberías pasarlo analizando los datos, y un 80% pensando en cómo utilizarlos para mejorar tu negocio.
Si antes dije que no tener analítica web es como tener una venda en los ojos, instalar una herramienta de analítica web pero no tomar decisiones a partir de los datos, es como quitarse la venda pero atarse las manos.

Como ves, hay algunos mitos en cuanto a la analítica web que merecía la pena desmontar. Espero que, después de esta lectura, te sientas con más fuerzas para atacar el mundo de la analítica web, y no te limites a ver las visitas del día anterior.

*