Cómo hacer una auditoría de contenidos como un profesional SEO

Twitter
Facebook
WhatsApp
LinkedIn
Email

¿Sabías que la auditoría de contenidos constituye uno de los pilares del SEO? Al fin y al cabo, el posicionamiento orgánico está en constante evolución y es gracias a esta tarea que podemos seguirle el ritmo. ¡No hay mejor forma de decirle a Google que estamos activos!

En el mundo del marketing de contenidos, es esencial el mantenimiento. Nos referimos a que no basta con crear contenidos soberbios y olvidarse de ellos; las puestas a punto periódicas tienen mucho peso en el posicionamiento orgánico.

Si todavía no tienes claro qué se hace en una auditoría y por qué es necesaria, acabas de aterrizar en el lugar indicado para descubrirlo. En los siguientes apartados te revelaremos en qué consiste esta práctica, cuáles son sus ventajas e importancia y, por supuesto, cómo llevarla a cabo paso a paso. 

¿Qué es una auditoría de contenidos?

La auditoría de contenido o content audit es la actividad que, mediante la revisión sistemática, nos permite saber cuál es el estado actual de los contenidos publicados en nuestra web. La información que obtenemos con ella resulta muy valiosa para trazar un plan de acción capaz de optimizar tales publicaciones y, con ellas, el SEO. 

¿Por qué es importante realizar una auditoría de contenidos?

Las reglas que regían el SEO en 2009 no son las mismas que las seguidas en 2024, ¿verdad? Por mucho que nos esforcemos en crear contenido evergreen, lo cierto es que nos movemos en un entorno cambiante que requiere de una continua adaptación por nuestra parte. Es por ello que la auditoría de contenidos resulta tan necesaria para mantenernos al día.

Más allá de ayudarnos a estar actualizados, el content audit cristaliza en una serie de mejoras que sirven para potenciar nuestro posicionamiento orgánico. En especial, podemos destacar las siguientes:

  • Descubrimos nuevas palabras clave, que podremos emplear para crear nuevos contenidos u optimizar publicaciones preexistentes (así lo tendremos más fácil para responder a la intención de búsqueda de nuestros usuarios). 
  • Identificamos aquellos artículos que presentan problemas de posicionamiento.
  • Detectamos cómo va evolucionando la búsqueda de keywords a lo largo del tiempo.
  • Redefinimos nuestra estrategia de content marketing para ajustarla a las necesidades del momento.
  • Comprobamos si la estrategia de contenidos que seguimos está cumpliendo o no con nuestros objetivos.

Como ves, la necesidad de realizar auditorías de contenido queda fuera de toda duda. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste una?

Ventajas de realizar un inventario de contenidos

  • Optimiza el SEO y, con él, nuestro posicionamiento en las SERP. Es evidente que uno de los principales alicientes para realizar una auditoría de contenidos es mantener, mejorar y modernizar nuestra visibilidad online.
  • Mejora la experiencia de usuario. No hay nada como analizar globalmente los contenidos que ofrecemos en nuestra web para ponernos en la piel de quienes la visitan. Las decisiones que tomemos en función del análisis nos permitirán reforzar aspectos tan decisivos como la accesibilidad, la usabilidad y la actualización de contenidos. El aumento del engagement es la consecuencia directa de ello.
  • Pule la estrategia de content marketing. Los resultados de la auditoría de contenidos son clave para saber cuáles son sus fortalezas y debilidades. De este modo, estaremos en posición de tomar decisiones bien fundamentadas y eficaces.
  • Potencia el branding. A consecuencia de todas las mejoras anteriores, la auditoría de marca y contenidos conlleva un notable impulso para la presencia digital de tu negocio.

Definitivamente, los beneficios de hacer una auditoría de contenidos van mucho más allá del SEO. ¿Ya has empezado a notarlos en tu empresa?

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de realizar el análisis de contenido?

Antes siquiera de comenzar con los pasos para realizar una auditoría, conviene que nos detengamos a analizar cuándo y con qué la vamos a efectuar. Solo así conseguiremos exprimir a tope todas sus posibilidades.

  • ¿Cuándo realizar la auditoría de contenidos? Lo más aconsejable es que, como mínimo, la lleves a cabo una o dos veces al año. Ese análisis cada 6 o 12 meses te ayudará a comprobar cómo evoluciona tu estrategia a lo largo del tiempo.
  • ¿Con qué herramientas auditar? Necesitarás una hoja de cálculo (por ejemplo, Excel), una herramienta de búsqueda y “espionaje” de keywords (por ejemplo, Semrush) y dos de Google: Analytics y Search Console.

Una vez que ya te hemos puesto en contexto, toca entrar al meollo y responder al tema central de este post. ¿Preparado para saber cómo hacer una auditoría? 

Auditoría de contenidos en 7 pasos

Ahora sí que sí, llegó el momento de revelarte cómo empezar una auditoría. Desde ya te adelantamos que el proceso es largo y un poco complejo, pero puedes estar seguro de que merece muchísimo la pena. 

Establece los objetivos y define las métricas

Al igual que sucede con cualquier otra acción de marketing, debemos trazar previamente los objetivos que perseguimos con ella. ¿Cómo si no vamos a evaluar su efectividad a posteriori?

Como objetivos de la auditoría de contenidos, por ejemplo, tenemos la optimización SEO o el aumento de la conversión. Una vez determinados estos, toca definir las métricas sobre las que nos centraremos (por ejemplo, tráfico orgánico o número de leads).

Sean cuales sean los objetivos y las métricas de tu auditoría de contenidos, asegúrate de que esta sea capaz de brindarte respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Los contenidos creados logran captar a tu target? ¿Están contribuyendo a tus objetivos?
  • ¿Existen nuevos contenidos que pueden ayudarte?
  • ¿Cuáles son las keywords por las que estás posicionando? ¿Cuántas búsquedas tienen?
  • ¿Qué palabras clave son las que necesitas?
  • ¿El usuario encuentra lo que necesita en tus contenidos?

Realiza un inventario de tu contenido

En este primer paso, debemos recopilar y listar todo el contenido de nuestro sitio web. A tal fin, puede ser muy útil la herramienta Screaming Frog, con la que podrás extraer todas las URL de tu web. Una vez hecho esto, transfiere la información a una hoja de Spreadsheets o de Excel.

Tener un sitemap te facilitará la tarea cuando hagas un inventario de tus contenidos (especialmente si lo combinas con la función Content Audit de Semrush). En caso contrario, siempre puedes crear uno con una herramienta específica. 

Clasifica en grupos de contenido

Es de esperar que, tras recopilar tu contenido, tengas ante ti muchas URL. Para que te resulte más cómodo trabajar en tu auditoría de contenidos, te recomendamos agruparlas. 

Los criterios que puedes emplear para efectuar esta categorización son muy diversos (autores, etiquetas, fechas de publicación, tipo de contenido, formato, etc.).

Analiza e interpreta los datos y saca conclusiones

Lo siguiente que toca hacer en una auditoría de contenidos es recopilar datos sobre ellos y añadirlos a la hoja de cálculo, ya sea manual o automáticamente. Como es natural, debes centrarte en aquellas métricas relacionadas con los objetivos que definiste al principio (por ejemplo, seguimiento de los backlinks para mejorar el SEO).

Toda esa información en tus manos no serviría para nada sin un buen análisis, ¿verdad? Llegó el momento de ver qué funciona y qué no, qué falta o qué se ha quedado anticuado.

Es importante tener en cuenta que la interpretación de los datos auditados hay que hacerlo en su conjunto. Por ejemplo, el número de visitas debe complementarse siempre con la tasa de rebote para obtener una imagen realista.

Elabora un plan de acción

En función de los datos arrojados por la auditoría de contenidos, tocará diseñar un plan de acción u otro. Por supuesto, este deberá ser acorde a tus objetivos.

Entre las distintas acciones que puedes desplegar, cabe destacar las siguientes:

  • Reutilizar (por ejemplo, convertir un post en un e-book).
  • Reescribir 
  • Ampliar: en ocasiones, los textos largos captan más tráfico y backlinks.
  • Actualizar: es mano de santo para las publicaciones y CTA que se han quedado obsoletas.
  • Añadir elementos (como enlaces, vídeos e imágenes) es muy beneficioso para el SEO.
  • Optimizar la estructura y los metadatos para que sean SEO friendly.

Ajusta tu estrategia de marketing de contenidos

La auditoría de contenidos es la brújula de tu estrategia de content marketing. No en vano, te dará el empujón que necesitas para saber si esta sigue estando en sintonía con los objetivos de tu negocio. Consecuentemente, conviene que tomes como base lo que has averiguado en ella para extrapolarlo a la forma en la que creas tu contenido. 

Seguimiento y supervisión

Del mismo modo que sucede con cualquier otra acción de marketing digital, la auditoría de contenidos también está sujeta a monitorización permanente. Solo así sabrás cómo están funcionando los ajustes en tu estrategia de content marketing, a fin de modificarla sobre la marcha.

Posicionamiento orgánico y tráfico de los contenidos

Vale, ya tienes planificados tus nuevos contenidos. Ahora, toca dedicarle un tiempo a recopilar datos mientras analizas cómo evolucionan las publicaciones ya existentes. Una vez hecho esto, deberás tomar las acciones pertinentes en función de dicha información.

  1. ¿La página está indexada? Si no lo está, ¿sigues interesado en mantenerla?
  2. ¿Existen problemas con la indexación? Los más habituales se encuentran en el código de respuesta de la página, los enlaces entrantes, el robot y el canonical.
  3. ¿La página tiene un CTR bajo (muchas impresiones y pocos clics) o tiene una posición media elevada? Ello puede deberse a: keywords con pocas búsquedas o que no responden a la intención de búsqueda, DA bajo, pocos enlaces, canibalización, publicación anticuada o cambios en el algoritmo.
  4. ¿La página no tiene visitas o recibe pocas? Entonces, quizás deberías desindexarlas, modificar sus keywords y/o llevar el contenido a otra página.
  5. ¿Qué tipos de páginas reciben más y menos visitas? Eso te permitirá conocer qué temáticas y autores gustan más a tu audiencia.
  6. ¿La página cuenta con enlaces externos? El SEO offline tiene cada vez más peso en el posicionamiento: Dada esa importancia de los backlinks, carecer de ellos es uno de los principales motivos de la falta de tráfico orgánico. 

Conclusiones

  • El content audit analiza periódicamente en qué situación se encuentran nuestros contenidos. Al menos, deberíamos realizarlo con periodicidad semestral o anual.
  • Esta tarea es muy importante para adaptar nuestra estrategia de contenidos a las exigencias del SEO. Además, aspectos como la UX, el branding y la propia estrategia de content marketing salen colateralmente beneficiados.
  • ¿Qué se hace en una auditoría? Tras fijar los objetivos y las métricas, se hace un inventario de contenidos y se categorizan en grupos para facilitar el análisis e interpretación de los datos. Con las conclusiones obtenidas, se elabora un plan de acción y se ajusta a la estrategia de content marketing. Finalmente, deberemos monitorizar su evolución.

En definitiva, la auditoría de contenidos te da la información necesaria para mejorar continuamente tus publicaciones. Una vez que sepas en qué posición te encuentras, recuerda que puedes contratar redactores y comprar posts patrocinados en Publisuites

Twitter
Facebook
WhatsApp
LinkedIn
Email

6 comentarios en “Cómo hacer una auditoría de contenidos como un profesional SEO”

  1. Hola, excelente contenido. Hacer este tipo de auditorias te ayuda como a nosotros, a descubrir de toda tu lista de contenidos (que luego uno piensa que todos tienen el mismo valor), cuales son los 4 o 5 con más potencial a corto plazo, para darles prioridad y no hacer esfuerzos en otros que no valdrán mucho la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *