Ya hemos hablado en muchas ocasiones de que, para que tu estrategia de contenidos funcione, necesitas conocer tanto como sea posible a tu audiencia, de forma que le ofrezcas en todo momento lo que ésta está demandando. Sin embargo… ¿Cómo hacerlo?
Aquí te detallo algunas de las mejores prácticas en este sentido.

Sencillos pasos para conocer a tu audiencia

Todos estos consejos puedes aplicarlos a tu estrategia de marketing de contenidos para satisfacer mejor a tu audiencia. Así que si no lo estás haciendo todavía, es porque no quieres:
1. Comprueba que tu equipo de marketing está haciendo lo correcto: En el caso de que no cuentes con un equipo de marketing, comprueba que tú estás haciendo lo correcto. En muchas ocasiones somos excesivamente agresivos, especialmente cuando no solo vendemos en internet, sino también por teléfono. Recuerda que la labor del marketing es generar una buena relación entre el cliente y la empresa, no conseguir ventas de cualquier modo.
2. Habla, mira y piensa: Muchas veces nos olvidamos de que somos humanos y, en consecuencia, podemos equivocarnos. Tendemos a quedarnos con nuestras estrategias y a pensar que, si no funcionan, la culpa es de los demás. Lo cierto es que, para que tus estrategias funcionen, debes adaptarlas a la realidad, y la única forma de hacerlo es hablando con tus clientes, mirando qué es lo que hacen, y pensando cómo optimizarlo todo.
3. Pregunta y apunta: Si todavía no preguntas a tus usuarios qué se puede mejorar en tu proyecto, deberías empezar a hacerlo. Los datos son muy importantes y nos dan información de vital importancia, pero lo cierto es que preguntar directamente a los usuarios nos da una información mucho más cualitativa (frente a la cuantitativa que nos da la analítica web). Apunta el feedback de tus usuarios y sácale partido.
4. Mira más hacia adentro: En no pocas ocasiones, cuando ya consideramos que el proyecto está perfecto y nos ponemos a hacer labores de marketing y ventas, nos dedicamos a mirar continuamente hacia afuera. Piensa que, en el caso de que haya pasado, por ejemplo, un año desde que consideraste que tu proyecto estaba listo para empezar a venderlo, puede que lo que ayer estaba bien, hoy no lo esté. Mira hacia adentro y haz los cambios necesarios.
5. Atento a los cambios: Y, claro, los cambios no solo se producen dentro, también se producen fuera (de hecho, son los cambios que se producen fuera los que te obligan a reformular el interior de tu proyecto). Date cuenta de cómo cambia todo a tu alrededor. Quizá hace unos años era imprescindible contar con una página de Facebook, pero hoy en día ya no merece la pena en absoluto. Debes ser capaz de adaptarte.
6. Profundiza en los datos: De nada sirve aplicar la analítica web, si no tienes conocimientos acerca de cómo exprimirla. Tienes dos opciones: Elegir a aquellas personas que sí saben extraer los datos importantes y presentártelos de forma que tú los entiendas, o aprender a profundizar tú mismo en los datos. Hagas lo que hagas, debes profundizar en la analítica web hasta obtener las métricas correctas que te permitan crecer.
7. Investiga tu Keyword Research: Con el Keyword Research pasa algo muy curioso, y es que la gente lo realiza y se lanza a posicionar páginas, sin pararse a observar las palabras clave que está posicionando. ¿Acaso no sabes que esas palabras clave te están dando una información importantísima sobre tu audiencia? Analiza un poco tu Keyword Research y no lo tomes únicamente como una lista de palabras sobre las que hay que escribir contenido. Comprende qué es lo que quiere la gente cuando realiza esa búsqueda.
8. Sigue el periódico: La actualidad es muy importante, ya que los cambios que se producen en ella pueden contribuir a que tu negocio prospere o no. Y puede ocurrir de forma directa. Es decir, puede que el descubrimiento de un nuevo material haga que tu negocio se hunda en poco tiempo (caso del grafeno frente a las bombillas LED). La gente cambia conforme cambia el mundo. Si entiendes cómo cambia el mundo, es mucho más probable que entiendas cómo cambia la gente.
9. Ponte en su piel: Otro cambio de chip que debes llevar a cabo es el de entender que no eres perfecto. De hecho, lo más probable es que seas totalmente prescindible. Por lo tanto, para sacar el máximo partido a tus clientes y conocer a tu audiencia, debes ponerte en su piel con cierto criterio y plantearte si estás ofreciendo lo que la gente necesita o, simplemente, eres uno más.
10. Sé gentil y educado: Te lo aseguro, te abrirá muchas puertas en tu vida, y, en internet, también. Si quieres preguntar a tu lista de suscriptores cómo mejorar tu blog, trata de ser educado. Haz lo mismo si llamas por teléfono para vender algo, si pides feedback a través de la web, etc. La educación es un arma muy potente.

Como ves, con estos sencillos trucos, que constituyen más un cambio de mentalidad que una serie de técnicas en sí, podrás conseguir unos mejores resultados en tus estrategias de marketing de contenidos al conocer mejor a la audiencia a la que te estás dirigiendo. Hazme caso y ponlo en práctica.

Actualmente no hay comentarios.

*