Este es uno de los temas que más puede interesar tanto a nuestros anunciantes como a nuestros editores: ¿cómo hacer un review de producto que aporte valor al usuario?

La verdad, no es para menos. Cada vez son más las personas que, antes de comprar un producto o servicio, se informan en la red acerca de cuán bueno es y de las opiniones que tienen sobre él. Siendo así, los anunciantes de Publisuites no deberían despreciar la oportunidad que tienen de pedir un post patrocinado en forma de review. Es probable que sea la mejor forma de vender el producto.

Y, aclarada la importancia que puede tener un review de producto para nuestros anunciantes, es la hora de explicar a nuestros editores cuál es la mejor forma de realizar un buen review.

Partes de un buen Review

En lo que respecta a un producto, un buen review debe contar de las fases de Unboxing, Toma de Contacto, y Análisis. No es necesario que se presente bajo estos pequeños títulos, pero debe seguir este orden para tener coherencia y no dejar ningún punto sin comentar.

Unboxing

En este punto es necesario explicar cómo viene empaquetado el producto, si cuenta con materiales que lo protejan durante el viaje y la manipulación en tiendas y almacenes, si trae instrucciones o recambios, etc.

El apartado de Unboxing puede realizarse en vídeo, si se le quiere dar dinamismo al review, aunque no es una condición necesaria para hacer un review de calidad. Podría ser una buena opción hacer fotos del packaging y los detalles que le acompañan.

Toma de contacto

En esta fase, el objetivo es mostrar las sensaciones que transmite el producto, la apariencia que tiene y el manejo que ofrece sin someterlo a ningún tipo de experimentación en profundidad. Es el lugar para comentar si nos lo esperábamos más ligero o más pesado, con un tacto más o menos agradable, etc.

No es lugar para hacer valoraciones sobre el funcionamiento o el rendimiento del producto, puesto que todavía no se ha sometido a las pruebas necesarias. Las opiniones e impresiones que se obtengan en esta fase, son susceptibles de ser desmentidas posteriormente al realizar el análisis en profundidad.

Análisis

Llegados a este punto, es el momento de ofrecer toda la información posible acerca del producto, entendiendo que los apartados anteriores tan sólo sirven para contextualizar esta parte del review.

Como puedes suponer, no es lo mismo realizar un review de una cámara de fotos de última generación, que de una réplica de una navaja albaceteña del siglo XIX. Cada producto tiene sus propios objetivos, características, funcionalidades,… por lo que no es posible definir qué tipo de apartados hay que completar para obtener un buen review de producto.

No obstante, sí pueden señalarse como “apartados mayores” los elementos antes comentados, es decir: Objetivos del producto, características del mismo, y funcionalidades. Dentro de estos tres apartados, pueden desarrollarse todos los demás que son relevantes para aquella persona que busca información acerca del producto en cuestión.

Por ejemplo, entre las características de una cámara de fotos, mencionaríamos el tipo de lente, mientras que en el caso de la navaja, hablaríamos del tipo de cierre que tiene.

Intenta dar toda la información que le gustaría conocer a un posible comprador

Dicho esto, la mejor forma de realizar un buen review es tratando aquellos aspectos que un posible comprador querría saber. En el caso de la cámara, éste se interesaría por el sensor y el zoom, y no tanto por los materiales. En el caso de la navaja, en cambio, los materiales son algo fundamental.

Conclusión

La conclusión puede entenderse de dos modos. En un primer caso, puede servir para hacer una recopilación rápida de toda la información desarrollada, con el fin de alentar o no a la compra del producto. Por otro lado, puede estar constituida por la opinión y valoración de quien realiza el review. En cualquier caso, el objetivo es el mismo: decirle al lector si, en tu opinión, merece la pena adquirir o no dicho producto.

Existen varias formas de hacerlo. En algunas ocasiones, es recomendable utilizar un sistema de puntuaciones (si el tipo de productos que solemos evaluar es siempre el mismo). También podemos limitarnos a señalar si es un producto digno de ser adquirido por nuestro público (en el caso de que seamos un blogger que ofrece reviews de productos según van cayendo en sus manos). Y, por último, podemos recomendar el producto a un determinado público, pero no a otro (por ejemplo, si contamos con sitio donde ofrecemos reviews, pero nuestro público está dividido en expertos y novatos).

Características de un buen review

Hasta ahora, hemos hablado de los apartados con los que debe contar un buen review, pero, ¿qué características generales debe tener? Vamos a señalar algunos puntos imprescindibles:

  • Veracidad: Sin lugar a dudas, este es el elemento más importante en cualquier review. En un review, es importante señalar tanto las bondades del producto, como los fallos y errores. No hay nada de malo en realizar un texto en el que únicamente se ensalcen las virtudes de un producto, pero eso no es un review, es un texto comercial.
  • Adecuación: Dependiendo del tipo de público al que nos dirijamos, deberemos tener un estilo u otro. Cabe definir aquí dos vías diferentes, que pueden confluir: La línea divertido-serio, y la línea técnico-simple. Un review puede ser divertido y técnico, divertido y simple, serio y técnico o serio y simple. Todo depende del público al que te estés dirigiendo, y lo que esté esperando encontrar.
  • Comparativas: No es estrictamente necesario realizar comparativas en un review, pero realizarlas aporta un mayor grado de credibilidad, y sirve para que el lector se ubique en el análisis.
  • Conocimiento: Al hilo de lo anterior, el editor debe tener conocimientos más o menos profundos sobre el tipo de producto que está analizando. Sin ellos, el lector no confiará en el análisis realizado.
  • No sintetices, pero sintetiza: ¿Contradictorio? No. Hay dos tipos de lectores de review: el especializado, y el no especializado. Si ofreces un review muy sintético, sólo gustarás al no especializado, si ofreces uno demasiado denso, sólo gustarás al especializado. ¿Conclusión? Sigue un método que complazca a ambos: realiza los análisis en profundidad, y, al final del párrafo, destaca una breve conclusión sobre ese párrafo concreto. De este modo, podrás contentar a ambos tipos de lector.

Estas son mis indicaciones sobre cómo hacer un review de producto, basado en la experiencia que tengo como editor (y habiendo escrito para multitud de tiendas). Es una tarea de gran responsabilidad.

Si tú también eres editor en una web o eres influencer, puedes monetizar tus medios y cuentas sociales a través de Publisuites. Sólo tienes que registrarte como editor, añadir tus medios y redes sociales y empezar a recibir pedidos.

La compra o no de un producto depende de tu valoración, y debes tener la suficiente responsabilidad con tu lector (ojo, con tu lector, no con la marca o el producto) como para ofrecerle información veraz, y de la mejor forma posible.

Y tú, ¿consideras que me he olvidado algún elemento importante en lo que a la realización de un review se refiere?

  • Elizabeth

    Para mí como compradora es MUY importante que hayan fotos,sin fotos reales que me enseñen cuanto mide el producto,que se vea bien de que material está hecho,etc no compro.

  • Rubí

    Tal vez podrías agregar o aconsejarnos como ser más dinámicos con nuestro público y como utilizar el diseño gráfico para una mejor interface del blog

*