marca personal

Desde que emergieran con tanta fuerza las plataformas sociales, la marca personal se ha convertido en el eje central del éxito profesional de los usuarios. La visibilidad de estos, expuestos a tantos ojos y profesionales del sector, les obliga a cultivarse una imagen tan cuidada como la de una marca.

Sin ánimos de frivolizar, nos hemos convertido en productos. Un producto del que nosotros mismos tomamos partido y somos dueños y señores de cómo orientarlo de cara a la opinión pública. Pero no solo estamos hablando del beneficio para sí mismos de crecer y ser bien vistos por nuestros colegas de trabajo y profesión, sino que nuestra labrada imagen también favorecerá a la propia empresa para la que trabajamos o somos dueños. Por tanto, tratemos de que ambas imágenes salgan beneficiadas.

 

CUANDO ES TAN NECESARIA LA IMAGEN DE MARCA COMO LA PERSONAL

  • SÉ CREATIVO. La creatividad puede con todo. Como una marca, necesitamos dar a conocer un punto diferencial que el resto no tenga. Esto es fundamental para sobresalir, cautivar y, por tanto, las empresas te compren a ti y tu producto.
  • VÉNDETE. Encuentra esos tres o cuatro puntos fuertes y explótalos al máximo. Al igual que las marcas, comunica tus beneficios y características que mejor te definen como profesional.
  • USA LAS HERRAMIENTAS APROPIADAS. Además de las plataformas típicas profesionales que todo el mundo conoce, podemos hacer uso de otras que nos va ayudar a cumplir los dos preceptos anteriores. Tarjetas de visitas digitales, currículums digitales en formato infografía o vídeos profesionales, pueden ser algunas ideas que te pondrán en un buen lugar.

No olvidemos que si no estamos, es como si no existiéramos. Porque cuando una marca no se comunica es invisible al resto. ¿o no?

Actualmente no hay comentarios.

*