Pocas dudas caben de que un buen programa de referidos puede hacer que tu pequeña startup empiece a crecer de forma sostenida en el tiempo gracias al trabajo de tus propios usuarios (lo cual, como puedes suponer, es muy útil).

Es por ello que la inmensa mayoría de startups emplean, de un modo u otro, un sistema de referidos. Sin embargo, para que el sistema funcione, tienes que aportar el suficiente valor como para que los usuarios quieran utilizarlo.

En principio, es recomendable dar un beneficio al afiliado (quien promoverá tu producto o servicio) y otro beneficio al usuario final (quien accederá a tu producto o servicio a través del afiliado).

Pero… ¿Cuál puede ser ese incentivo? Aquí te damos algunas ideas.

¿Cómo funcionan los incentivos para un programa de referidos?

En primer lugar, en palabras de uno de los growth hackers más famosos, Sean Ellis:

El mejor sistema de referidos es generar un producto o servicio tan bueno, que sean los propios usuarios, sin necesidad de que les aportes nada extra, los que quieran compartirlo.

— Sean Ellis

Evidentemente, esto tiene parte de verdad, pero no deja de ser algo excesivamente etéreo. Por ello, vayamos a cosas más tangibles.

El mejor incentivo para tus usuarios, será aquél que esté acorde a la razón por la que tus usuarios están en tu plataforma. Es decir, ¿por qué tu actual cliente (y potencial afiliado) está en tu plataforma? ¿Porque le ofreces una solución efectiva en algún campo del Social Media? Bien, entonces ofrécele algo relacionado con Social Media.

El problema del incentivo de un programa de referidos es que no puede ser algo concreto y finito, puesto que la idea es que esa persona tenga interés en conseguirte varios clientes. Si siempre le ofreces el mismo ebook… ¿Por qué iba a conseguirte más de un cliente?

En este sentido, los descuentos y las promociones siempre son una buena opción, puesto que son fáciles de aplicar y pueden escalarse con facilidad.

¿Y esto realmente es útil?

Lo cierto es que los descuentos y las promociones funcionan bien. No lo vamos a negar. Son útiles y relativamente sencillos de implementar. Pero, al mismo tiempo, por esa razón, se han convertido en algo demasiado común y poco original.

Es por ello que nosotros recomendamos un pequeño extra: Mezclarlo con gamificación.

Ofrecer descuentos y promociones no es suficiente, nosotros recomendamos combinarlo con técnicas de gamificación.

En lugar de ofrecer un 1% de descuento de forma constante (si me traes un cliente tienes un 1% de descuento, y si me traes dos tienes un 2% de descuento), se puede hacer piramidal.

Por ejemplo, si te traen un nuevo cliente, les ofreces un 1% de descuento. El siguiente descuento, del 5%, se adquiere al referir a 5 nuevos clientes. Es lo mismo, 1% de descuento en cada cliente que te trae el afiliado, pero si cuando llega a 4 ya no te consigue más, has conseguido 3 clientes gratis.

Además, se añade el aliciente de que es un reto mayor. Y la gente siempre quiere cumplir con los retos que se le proponen (en eso se basa la gamificación). Por ello, en lugar de ofrecer un crecimiento en los premios lineal, ofréceselos de forma escalonadas. Un referido, cinco referidos, diez referidos, veinticinco…

Y, como dato añadido, sería recomendable que no solo ofrecieras el descuento. El descuento es imprescindible porque a todo el mundo le gusta ahorrar dinero, pero si puedes añadir extras, como, por ejemplo, un eBook al llegar a 5 referidos, un descuento en una herramienta de marketing de pago (o un periodo de prueba de un par de meses) al llegar a 25, etc., le estarás ofreciendo al afiliado algo extra que le hará sentirse más estimulado.

¿Y al nuevo cliente qué le ofrezco?

El extra para el nuevo cliente, por lo general, es más sencillo de determinar que el que debes darle al afiliado. Por la sencilla razón de que el afiliado es el que más responsabilidad tiene, y porque te interesa que te consiga varios referidos.

Es decir, con tu afiliado tienes una relación a lo largo del tiempo y que te genera unos ingresos exponenciales. Con el nuevo cliente, aunque posteriormente puede convertirse en afiliado, únicamente tienes una relación de empresa-cliente (que es muy importante, pero debemos hacer la distinción).

En este caso, puedes optar por aportarle un eBook y un descuento el primer mes, o un mes de prueba del servicio. De este modo, tu afiliado puede anunciarlo con algo así como “Si te registras con mi link de referido tendrás un mes de prueba gratuito y, además, te regalarán un eBook con los mejores trucos de marketing”.

Eso es suficiente reclamo para el nuevo cliente.

Como ves, los sistemas de referidos son muy útiles, pero ha llegado un punto en el que están tan utilizados, que es necesario darles una vuelta de tuerca para hacerlos más atractivos a los afiliados. Piensa que de ellos dependen parte de tus ganancias, así que debes ofrecer un incentivo lo suficientemente interesante para que trabajen para ti.

  • Bachecubano

    Muy bien, precisamente estaba generando un programa de referidos para mi web y este tuto me ha servido much’isimo. gracias!

*