Empezamos nuestra temporada de guest blogging con un autor invitado al que por su profesión sueles temer pero al que terminas “pidiéndole matrimonio”. Hoy Jordi Ordoñez, un experto en SEO para ecommerce, nos cuenta cómo hizo la auditoría SEO de Publisuites y qué tienes que tener en cuenta para aplicarlo en tu negocio. Te dejo con él 🙂


Explicar cómo es una auditoría SEO puede ser bastante complicado. Precisamente por eso hemos pensado que la mejor forma de hacerlo es utilizando un ejemplo lo más práctico posible. Por eso os voy a explicar cómo fue la auditoría que hice precisamente para Publisuites.

Antecedentes

Cuando una web decide contratar a alguien para que le audite su web puede ser por varios motivos:

  • Sufre un desastre horrible: caídas de tráfico que vienen por malas migraciones, penalizaciones… todo ese catálogo de desgracias.
  • Nota una tendencia negativa: algunas veces no llega la sangre al río, pero alguien ve cosas que no le gustan y decide actuar (muy recomendable)
  • Se plantea un proyecto de cero: este escenario es el ideal, pero se da menos veces de las que debería porque la mayor parte de la gente piensa en el SEO después de publicar la página.
  • Se intuye una mejora potencial: y este es el caso de Publisuites, que pensaba que aún podía crecer captando tráfico orgánico.

Pasos iniciales de la auditoría SEO

Lo primero es siempre sentarse un momento con el cliente. Tienes que entender su negocio todo lo posible porque esto es básico para trazar una estrategia. Muchas veces en SEO se comete el error de primar el tráfico por encima del negocio y eso no tiene demasiado sentido.

Traza una estrategia en la que el negocio esté por encima del tráfico.

Con todo esto ya puedes empezar a trabajar en la investigación de palabras clave que será la que definirá la mayor parte de las acciones. Por ejemplo te servirá para validar o modificar la arquitectura de la información o marcarte la pauta de optimización de las meta etiquetas.

Seguidamente te describiré los puntos que toqué en este proyecto. No os los pondré todos, porque normalmente salen unos chorro audits de decenas de páginas, os pondré los principales.

1. Medición

Los datos son lo que va a calibrar el éxito o el fracaso de tus acciones así que es indispensable que te puedas fiar de ellos.

En el caso de Publisuites hicimos algunas modificaciones en el código de Analytics para ponderar mejor el rebote.

2. WPO

Otra de las claves del SEO on page es el performance de la web. Que cargue rápido y eficientemente cada vez es más importante para los usuarios y los bots.

Detectamos que había un exceso de JS y CSS, así que se tomó la decisión de agruparlos de modo que sólo quedase un CSS y un JS minificado. Además se convino que el JS resultante se debería desplazar en el código mucho más abajo: al footer.

Otro problema que teníamos en Publisuites y que se da en muchísimas otras páginas: el peso de las fotos.

Optimiza correctamente las imágenes de tu web para ganar ancho de banda.

Se suben muchas imágenes que tienen tamaños excesivos, así que si se suben al tamaño que corresponde (lo que es una doble ganancia de tiempo al no tener que redimensionar al servirlas) y realizando una sencilla compresión sin pérdida, se optimiza mucho mejor en ancho de banda con lo que las páginas cargan más deprisa.

3. Crawling

El siguiente paso está claro: no hay auditoría SEO si no se crawlea el sitio para saber cómo estamos de cara a Google. En mi caso suelo utilizar Screaming Frog que es una herramienta muy completa que te permite recorrer los sitios como lo haría el bot de Google.

No hay auditoría SEO si no se crawlea el sitio como lo haría el bot de Google

De aquel crawleo y los datos extraídos de Google Search Console se desprendieron algunas cosas que debíamos ir mejorando o arreglando.

Aquí me gustaría hacer un inciso para explicar algo que preocupa especialmente.

¿Sabes qué es el crawl budget?

Se trata de los recursos que Google va a destinar a rastrear tu sitio y, cuando hablamos de recursos, lo estamos haciendo de tiempo.

Digamos que los buscadores deciden destinar un determinado lapso a nuestro sitio con lo que todo lo que retarde su paso o le lleve a páginas que no nos interesan se traducirá en menos páginas rastreadas y, por lo tanto, menos páginas de valor indexadas.

En este sentido, además de optimizar el performance para que la página cargase más deprisa, detectamos los errores 404 provenientes de recursos que no estaban disponibles pero seguían enlazados para poder corregirlos, eliminamos enlaces internos que apuntan a redirecciones permanentes 301, eliminamos bucles de estos redirects, restringimos la indexación de parámetros que no aportaban nada vía Google Search Console.

Además de esto también implementamos correctamente la etiqueta hreflang para evitar problemas con las versiones internacionales, subimos los sitemaps correspondientes (separando contenidos e imágenes) y el archivo robots.txt… entre otras cosas que requerían actuar sobre ellas de manera prioritaria.

4. Contenidos

Ya sabéis que el contenido es uno de los aspectos más relevantes para el SEO. Hay que repasarlo con cuidado para asegurarse que está correctamente optimizado para las keywords por las que queremos ganar los rankings (esto incluye también los meta-contenidos, aunque estos no sean un factor de ranking).

El contenido tiene que estar optimizado para las palabras clave por las que queremos posicionarnos

En el caso de Publisuites lo que hicimos fue eliminar algunos contenidos que no servían para nada como es el caso de las meta-keywords. También evitamos duplicar otras metas como el H1 o los titles que eran los mismos en varias urls, mejoramos el enlazado interno entre contenidos relacionados jerárquica y temáticamente, se reescribieron textos que corrían el riesgo de ser thin content e implementamos los datos estructurados para enriquecer los snippets.

5. Backlinks

El SEO off page también se audita, no va a ser todo cosa del on. Lo primero que suelo hacer es trazar un perfil de enlaces para identificar aquellos que no aportan valor o, directamente, son tóxicos.

Identifica los backlinks que son tóxicos y no aportan valor a tu web

En este caso encontramos unos cuantos que no nos ofrecían demasiadas garantías así que decidimos desautorizarlos. A nivel interno también nos fijamos en algún backlink que iba a parar a un 404, así que se arregló y recuperamos ese backlink.

La auditoría de enlaces es también importante para determinar el grafo de enlaces óptimo. Por decirlo de otra manera: no hay un número de enlaces ideal exacto. Será de el perfil de enlaces de tus competidores el que te marcará la pauta así que también deberás estudiarlo.

Conclusión

Como ves hacer una auditoría SEO supone controlar muchísimas variables y eso que no hemos detallado absolutamente todo lo que hemos revisado. Además falta la segunda parte del asunto: la implementación que, al fin y al cabo, es lo que le da sentido auditar un site.

  • Antonio

    una pregunta, qué crees que se debería de hacer con los errores 404 cuando compras un dominio expirado? Redireccionarlos? Y si son muchos?

    • Jordi Ordóñez

      hola Antonio!

      Primero comprobaría si siguen indexados y si están enlazados desde fuera, pues podrían tener backlinks majos. En función de eso, ya vemos si vale la pena generar redirecciones o no

      Saludos!

      • Antonio

        Gracias Jordi!

        Entonces, si no están indexados y no tienen backlinks, se redireccionan o se bloquean por robots?

  • Miguel A Manrique

    Fenomenal Resumen Jordi 🙂 Lástima de truquitos VIP 🙂 Un saludo

*