En los últimos años, el uso del storytelling se ha extendido entre empresas grandes y pequeñas como una forma de humanizar nuestra marca y empatizar con el cliente para, así, aumentar nuestras ventas. Pero lo cierto es que esta técnica ya existe desde que el ser humano es capaz de comunicar y, por tanto, de contar historias. 

Definiendo el Storytelling

Si tuviéramos que hacer una definición de storytelling muy general podríamos indicar que es el acto social de compartir historias, independientemente del canal o el formato que se utilice.

Estas historias ayudan a consolidar valores, experiencias y símbolos que dan forma a la imagen que se crea sobre una idea concreta en la mente de las personas. Por ejemplo, cuentos infantiles como Caperucita Roja nos ayudan a transmitir la enseñanza, de generación en generación, de que no debemos confiar en extraños.

Seguramente, ahora mismo te preguntes «Vale, ¿y qué tiene que ver todo esto con el marketing y los negocios?» 

Vamos a verlo.

A través del storytelling, podemos compartir la idea que deseemos con la audiencia a la que nos dirigimos, nuestros potenciales clientes. Ellos son el público objetivo al que queremos enamorar, atraer, cautivar y, así, generar un vínculo emocional que provoque que nos elijan a nosotros cuando necesiten nuestro producto o servicio.

Gracias al storytelling, conseguimos crear esa relación, ya que lo que nosotros hacemos es construir un relato de marca basado en unos valores y unos mensajes clave fundamentales que transmitimos. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que el storytelling va más allá de contar nuestra historia: el de dónde venimos y hacia dónde vamos o el rellenar la página de Sobre mí de nuestra web.

Todas las empresas tienen un storytelling porque todas las empresas tienen algo que contar. Y, cuando no trabajas este relato de marca, al final acabará saliendo de forma improvisada. Los valores quizás se podrán intuir, pero no quedarán claros y eso nos impedirá diferenciarnos y hacernos un hueco en el mercado.

Por lo tanto, cuando hablamos de relato de marca, hablamos de la suma de ese discurso oficial que nosotros mantenemos sobre nuestra empresa, sobre nuestro negocio y sobre quiénes somos unido a la reputación que tenemos en el mercado con nuestro público objetivo, lo que piensan de nosotros.

Cualquier marca puede y debería utilizar el storytelling para conseguir los objetivos de su empresa. Da igual que hablemos de una gran empresa, una PYME o nuestra marca personal. El storytelling será beneficioso en tu marca.

Tienes que tener en cuenta, además, que todo comunica: colores, tipografías, cómo nos expresamos, la forma de vestir, contenidos en redes sociales, artículos del blog… Cada pequeño detalle contribuye a la historia que le estamos contando a nuestra audiencia y, por ese motivo, debemos cuidar la forma en la que comunicamos nuestra marca a los demás.

Confío en que, después de este breve repaso por lo que sí es el storytelling, te hayas dado cuenta de que, más allá de contar historias emocionales que conecten con nuestra audiencia, debemos trabajar nuestra estrategia y ser conscientes de la historia global que queremos contar a nuestros clientes.

A continuación, quiero contarte todas las ventajas que puedes obtener si empiezas a aplicar las diferentes técnicas de storytelling en tu negocio.

Storytelling: cómo contar historias para conectar con tu audiencia. + Ejemplos para inspirarte. Clic para tuitear

Ventajas de usar el Storytelling y ejemplos

1. Crea un vínculo emocional con tus clientes

Usando esta técnica podrás crear un vínculo con tu audiencia. Gracias a la creación de un relato de marca coherente, los usuarios se sentirán identificados con los contenidos que les ofreces y se verán representados en los valores presentes en tu página web, las imágenes que usas, los colores que eliges, los mensajes que lanzas, etcétera.

Cada detalle te permitirá conectar con ellos de una manera mucho más humana y cercana.

Por ejemplo, la marca The Singular Olivia, ha creado su propio manifiesto contando que su marca surgió como un homenaje a su padre y también comparte su propia visión de los productos de cosmética orgánica que comercializa.

Aunque la marca haya crecido enormemente en los últimos años, muchas de sus clientas se sienten conectadas emocionalmente con los inicios de su fundadora, Paula González, y se sienten identificadas con la idea de belleza que ella propone.

2. Aumenta tu poder de persuasión

Además, poniendo en práctica las técnicas propias del Storytelling, podrás persuadir mejor acerca de una idea. ¿Sabías que el 95% de las decisiones de compra son emocionales? Contando historias que generen emociones lograrás vender mucho mejor tus productos o servicios que, simplemente, comunicando las características que lo conforman.

Humaniza tu marca de esta manera y conseguirás acercarte mucho más al usuario, ya que dejarán de verte con el único objetivo de vender tus productos o servicios y empezarán a ver a las personas que se encuentran detrás del proyecto.

Un buen ejemplo lo podemos tomar de Lucía Be, una marca que vincula mucho su mensaje con el de su creadora, Lucía Benavente, lanzando muchos productos en torno al mensaje de «La Vida es una Verbena».

3. Consolida tu marca en torno a unos valores claros

Con el storytelling, vinculamos nuestra empresa con nuestros valores de marca. Estos valores también están asociados con las creencias con las que queremos dotar a nuestra propia empresa. Si una persona está identificada con un movimiento o estilo de vida y se siente identificada con tus valores como marca,  será más propensa a comprarte a ti antes que a tu competencia.

Por ejemplo, si comercializamos productos con materiales ecológicos, lo más seguro es que queramos posicionarnos como una empresa medioambiental.

Por lo tanto, nuestros valores estarán asociados a la defensa del medioambiente. Y una persona que se preocupe por el estado del planeta y quiera colaborar en su bienestar, preferirá optar por nuestro producto.

Siguiendo el mismo ejemplo, también podríamos lanzar acciones específicas de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) para comunicar mejor nuestros valores y contribuir a causas sociales con las que nos sintamos identificados. Nuestros clientes también se unirán a nosotros por un mismo fin.

4. Mejora el recuerdo de tu marca

Situarte en el top of mind de tus clientes es fundamental para superar la alta competencia. El storytelling te ayudará a crear una marca que permanezca en el recuerdo de tu público objetivo, que consuman tus productos cuando los necesiten y que, además, te recomienden.

Puedes aprovechar fechas puntuales en las que todas las marcas lanzan sus campañas para diferenciarte con el poder de las historias. De esta forma conseguirás situarte en la mente de tus consumidores. Mira este ejemplo de Renfe, realizado por el Día de la Madre para felicitar a todas las mujeres.

¿Hay algún sitio que tenga más historias que las estaciones de tren? Renfe ha sabido aprovecharlo.

¿Qué es el Storytelling? + 7 ejemplos para que empieces a conquistar a tus usuarios. Clic para tuitear

5. Crea una marca que deje huella

Con el storytelling harás que tu marca sea especial. Relacionado con el punto anterior, gracias a la construcción del relato de marca, harás que tu empresa no sea una más del montón y la podrás dotar de relevancia.

Como dice Maya Angelou,  «las personas olvidarán lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir». 

Debemos conseguir que nuestros clientes formen parte de nuestro propio relato y, para ello, les proporcionaremos una experiencia única cada vez que adquieran alguno de nuestros productos o servicios. Cuida el packaging que reciben cuando mandes productos físicos o sorpréndeles con algún recurso extra cuando contraten tu servicio.

Algunas de las marcas mencionadas anteriormente cuidan mucho estos detalles. The Singular Olivia, por ejemplo, presume de enviarte una caja con un aroma especial que estarás deseando abrir mientras que Lucía Be se caracteriza por su cajas rosas, que sus clientas comparten en redes sociales y reutilizan de muchas formas diferentes, convirtiendo al propio embalaje en un objeto de deseo.

Por otro lado, es posible que en ocasiones hayas visto memes en redes sociales sobre la cerveza Cruzcampo, que muchas veces es objeto de bromas. Su Community Manager es, desde luego, uno de los más creativos a la hora de responder a este tipo de mensajes.

Dentro de esta línea, la marca utilizó estos comentarios para crear una historia en torno a uno de sus mayores críticos y su reconversión hacia el gusto por la cerveza de esta marca.

6. Diferénciate de tus competidores

Cuando desarrollas tu relato de marca, también defines la personalidad de tu empresa y la comunicas de manera efectiva.

Como hemos visto, nuestros valores y mensajes clave nos ayudan a humanizar nuestra marca y, con ello, se convierten en la base de nuestra estrategia de comunicación, estableciendo cuál es el que vamos a utilizar tanto en redes sociales como en nuestro blog o en los e-mails que enviamos. Tendremos que tener claro si queremos ser una marca más cercana o más distante, más creativa o más sobria.

Así es como logramos diferenciamos de nuestra competencia, que es cada vez mayor. Gracias a trabajar el mensaje de marca podremos obtener el valor diferencial que buscamos.

Seguro que conoces de sobra a la empresa de cosmética Dove y la diferenciación que ha obtenido en los últimos años gracias al concepto de belleza real con mujeres reales.

Su mensaje no queda únicamente en un eslogan. Dove realizó hace algún tiempo una acción para incluir a mujeres reales dentro de los bancos de imágenes más importantes, para que así apareciesen representadas ejerciendo diferentes trabajos:

Dove ha conseguido posicionarse mejor en el mercado gracias a la reivindicación del concepto de mujer real frente al concepto de mujer que vemos en la mayoría de medios de comunicación.

7. Consigue que tus seguidores actúen

El poder de las historias también nos permite lograr que el interlocutor realice una acción: todos los beneficios que hemos visto que el storytelling nos brinda tienen, como consecuencia, el logro de que las personas que nos siguen y conectan con nuestro relato realicen una acción concreta: comprar nuestros productos, suscribirse a nuestra lista de correo, seguirnos en redes sociales, recomendarnos, etcétera.

Greenpeace consiguió conmover a su audiencia con esta emotiva campaña destinada a acabar con la explotación de los bosques debido a las plantaciones de palma para obtener el aceite.

Esta conocida ONG tenía muchas opciones de contar lo que está sucediendo. Podría haber optado por comunicar datos o usar un tono más informativo, pero decidió optar por contar la historia de lo que diariamente les pasa a muchos orangutanes que habitan los bosque deforestados. 

¿Cómo empezar a trabajar el storytelling?

Si quieres empezar a utilizar todas las ventajas que te brinda el storytelling y controlar el mensaje que ofreces al mercado, debes definir los siguientes aspectos para comenzar:

  1. Define los valores y mensajes clave de tu negocio: cuál es la personalidad -de tu empresa.
  2. Encuentra tu valor diferencial: qué tienes tú que no tienen los demás.
  3. Cuenta una historia asociada a tu marca: de dónde vienes y adónde vas.
  4. Crea una estrategia de contenidos en la que estén presentes tus valores y mensajes clave.
  5. Revisa con frecuencia cómo comunicas tu marca y comprueba que tus mensajes siguen alineados con tus valores.

Ahora ya tienes todos los ingredientes para empezar a conquistar a tu audiencia gracias al storytelling. Espero que estos consejos y ejemplos te hayan dado múltiples ideas y empieces a trabajar cada mensaje que utilizas con tu marca. 

 

  • Viaja y no te pierdas nada

    Esto del storytelling puede ser muy interesante pero hay que saber contarlo bien porque si no parece que hablas de ti, de ti y sólo de ti.
    Pero es una forma de conseguir una relación más estrecha con el lector.
    Un saludo😉

    • Lucía Jiménez Vida

      Totalmente de acuerdo. En el Storytelling debemos tener siempre en cuenta que el protagonista es nuestro cliente ideal. Se debe sentir representado y reflejado en todas las historias que contemos 😉

  • INSPIRACION AL CUADRADO

    Hola Lucía.
    Es una realidad que las marcas cada vez están más implicadas en conseguir la conexión emocional de sus clientes a través del storytelling, aplicándolo como otro medio más en sus estrategias de comunicación.
    Tú has mencionado varias empresas en tu post, pero sin mirar muy lejos, estos días tenemos un sonado ejemplo, y que todos los años se esmera más en utilizar el storytelling y bordarlo: la publicidad de la lotería de navidad…
    Me ha encantado tu post, recordándonos la necesidad de utilizarlo en nuestro negocio. Muchas gracias!
    Un cordial saludo de todo nuestro equipo!

    • Lucía Jiménez Vida

      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado 🙂

      El anuncio de la lotería es un ejemplo fantástico de Storytelling y de la conexión emocional que establece con su audiencia (e, incluso, de cómo determinadas personas adoran sus historias y otras no se siente representadas porque no son su público objetivo).

      Espero que os animéis a utilizarlo, seguro que se pueden contar muchas historias de los hogares que rediseñáis 😉

      Un abrazo,
      Lucía

  • Misael Alemán

    Totalmente de acuerdo con tu artículo, la gente se identifica contigo cuando en tus artículos les cuentas una historia, porque logras conectar con su parte más sensible, esa parte humana que todos tenemos y nos hace preferir marcas, sitios webs o incluso personas. Saludos

  • Rubén

    Muy buen artículo Lucia. En resumidas cuentas es ser lo más humano posible, si cumplimos esta regla al final todos los puntos que comentas deberían de cumplirse con facilidad. No viene mal recordarlo de vez en cuando 😉

    Saludos!

  • @adalimas

    Muy apropiado el tema, ideal para los que desarrollamos marca personal, hay que prestar atencion a esto de las historias, debemos ser muy cuidadoso en lo que se comparte porque eso nos representa a nosotros y a nuestro negocio. Bendiciones

*