No me digas más. Después de mucho dudar, te atreviste a lanzar un blog para tu empresa, pero, desde entonces, te estás dando cuenta de que no obtienes prácticamente nada de él. Hay gente que entra y lee algunas de las cosas que publicas, lo sabes porque registras visitas, pero no obtienes ventas, ni feedback, ni conversiones…
¿Te sorprende?
A mí no. Es algo más habitual de lo que crees, y puede deberse a una gran cantidad de razones. En este artículo te vamos a plantear una serie de preguntas que debes contestar honestamente. Después de hacerlo, te garantizo que tendrás una idea mucho más clara de por qué el blog de tu empresa no está aportándote todo lo que debería.
Así que… Allá vamos. ¡Contesta con sinceridad!

¿Tu blog funciona?

¿Tu blog funciona?

1. ¿Conoces a tu audiencia?

¿No? ¿Y cómo pretendes aportarles el contenido que necesitan para convertirse en clientes o acceder a comprar tu producto?
Es fundamental que conozcas bien a tu audiencia, que definas una Buyer Persona a la que dirigirte. De este modo, tus contenidos tendrán estarán correctamente dirigidos. Un buen contenido mal dirigido no sirve de nada.

2. ¿Estás enfocándote a las keywords adecuadas?

¿No sabes lo que son las keywords? Entonces, deberías empezar por ahí.
Las keywords (o palabras clave) son fundamentales para que los buscadores entiendan de qué hablas en tu blog, y, de ese modo, te hagan aparecer en los resultados de búsqueda. Si no estás enfocándote adecuadamente a las keywords representativas de tu negocio, la gente que de verdad está interesada en tu producto no te conocerá nunca.

3. ¿Harías clic en tus títulos?

¿No? ¿Y por qué iba a hacerlo yo?
Los títulos son casi más importantes que el contenido en sí mismo. Según varios estudios, 8 de cada 10 personas leen los títulos de la entrada de un blog, pero solo 2 de cada 10 leen todo el contenido. En tu mano está el escribir títulos atractivos que hagan irresistible la lectura del resto del contenido, o hacer títulos mediocres que no seduzcan al lector.

4. ¿Estás destacando?

No me refiero a nivel general, sino a si tus contenidos destacan por encima de los de tu competencia. ¿No? ¿Y por qué iba a interesarme por ellos?
Y, ojo, no quiero decir que tus contenidos deban tratar temas que ninguna otra persona trate (aunque estaría bien), sino a si tienes un tono distinto, algo que me llame lo suficiente la atención como para leerte a ti en lugar de a tu competencia. ¿Eres original? Tienes que ser capaz de diferenciarte.

5. ¿Estás incluyendo CTAs?

¿No sabes lo que es un CTA? Googléalo, entonces, porque es fundamental.
Sin buenos CTAs que contribuyan a que el lector realice las acciones que tú deseas que realice, tus conversiones caen en picado. No puedes esperar que, si publicas un contenido acerca de un producto de tu tienda, el usuario vaya al menú, acceda a la tienda, busque el producto y lo compre… ¡Tienes que añadir un botón de compra en el mismo post del blog!

6. ¿Publicas contenido con frecuencia?

¿No? ¿Cuántos posts publicas al mes?
Ten presente que, mientras más artículos publiques, más tráfico recibirás, y, por lo tanto, más leads y conversiones. Deja que te diga que, según un estudio de Hubspot basado en más de 13.000 sitios web, aquellos sitios que publicaban más de 16 posts al mes, recibían 3,5 veces más tráfico y 4,5 más leads que aquellos blogs que publicaban menos de 4 veces al mes.
La cantidad, importa (pero, obviamente, no descuides la calidad).

7. ¿Eres creíble?

Si ya tienes un blog, te habrás dado cuenta que es facilísimo crearlo. Cualquiera puede tener un blog. Ahora bien, no todo el mundo tiene la misma credibilidad… ¿Tú la tienes?
Los contenidos que publiques deben ser originales y contar con una alta calidad, demostrando que eres un experto en tu sector y que, por lo tanto, el producto y el servicio que ofreces es de calidad. No pasa nada si publicas algún refrito de otro contenido de vez en cuando, pero si solo haces eso… ¿Quién va a querer comprar el producto de alguien que solo repite lo que dice su competencia?

8. ¿Estás promocionando tus contenidos?

No hace falta que contestes, sé que la respuesta es “no”.
Con promocionar tus contenidos, no me refiero a que los compartas en Twitter y Facebook, me refiero a contar con una estrategia de promoción de contenidos que lleves a cabo cada vez que publicas un nuevo contenido. Una estrategia que, además de redes sociales, incluya agregadores de contenidos, guest blogging, newsletter, foros, etc.
Si no promocionas tus contenidos… ¿Cómo esperas que te conozcan?

9. ¿Automatizas tus quehaceres?

¿No sabes cómo hacerlo? Hay mucha información en internet que te permitirá automatizar gran parte de los procesos de tu día a día en internet.
Automatizar alguno de los trabajos que debes realizar cada día y que son repetitivos, puede darte un extra en tu productividad, lo cual te permitirá invertir más tiempo en, por ejemplo, la promoción de tus contenidos (o la generación de más y mejores). Recuerda lo que dice el saber popular: El tiempo es oro.

10. ¿Ofreces variedad?

¿No sabes qué variedad ofrecer? Entonces, deberás trabajar un poco esa originalidad.
Si únicamente te dedicas a publicar blogposts hablando sobre tus productos, es poco probable que enganches a tu audiencia. Primero, porque serás aburrido, y segundo, porque serás incapaz de comparar y comprobar qué es lo que funciona mejor. Por eso, ofrece variedad temática (siempre relacionada con tu negocio, por supuesto), y variedad en los tipos de contenidos.

11. ¿Estás respondiendo a las preguntas de tus lectores?

¿No? ¡Si ese es el mejor contenido que puedes generar!
Tus lectores son gente interesada en tu producto, independientemente del punto en el que se encuentren dentro de tu embudo de ventas. Son gente que, tarde o temprano, si los trabajas adecuadamente, adquirirán tu producto. Si tienen una pregunta, no te limites a dar una respuesta de dos líneas… ¡Crea un contenido que no solo ayude a quien hizo la pregunta, sino también a cualquier otra persona que tenga la misma duda!

Respondiendo estas preguntas y tomando en cuenta los consejos que te he dado para cada una de ellas, conseguirás que tu blog de empresa empiece a recibir más tráfico y convierta mejor a los lectores. Todos nos hemos encontrado en tu situación en algún momento, así que no te desesperes… ¡Solo tienes que cambiar un poco el chip!

Actualmente no hay comentarios.

*